sábado, 21 de noviembre de 2015

ANÁLISIS DE NANA (I)

Mucho se ha dicho sobre el final abierto de la gran obra de Ai Yazawa, Nana. Por eso, me gustaría dedicar este post del blog para hablar de su historia en profundidad y finalmente escribir y compartir con los fans cómo creo que pensó acabar la serie la autora. Así que todos/as aquellos/as que no hayáis visto o leído el manga abstenerse de seguir leyendo porque hago puro spoiler. 


En primer lugar, quisiera analizar psicológicamente a algunos personajes y parte de como yo veo la historia para luego pasar a mi "supuesto" desenlace. 


NANA KOMATSU

Para mi es la Nana frágil, infantil, insegura y con mucha necesidad de afecto. Éste es el motivo por el cual no cesa en su empeño de encontrar un hombre que le de amor y atención. Cree que una relación la hará sentir completa y realizada. 
Cuando conoce a Shoji confía que éste le proporcionará todo lo que busca y esperará por él para ir a Tokyo y convertirse en su mujer. Lo que no sabe es que el destino le tiene reservado un desvío en el camino llamado Nana Oosaki. Y es que Komatsu queda totalmente deslumbrada con este personaje que entra en su vida. En mi opinión, Hachi, no conoce nada de la vida fuera de su pueblo y de sus creencias de lo que debe ser el rol de una mujer, y cuando conoce a Oosaki se rompen todos sus esquemas mentales. Es a partir de ese momento que empieza a dejar de lado a Shoji (hasta ahora su única fuente de cariño) porque se da cuenta que no es todo lo que necesita para ser feliz. Hachi descubre en Tokyo y junto a Nana que su vacío puede ser llenado por otra emociones, situaciones y experiencias por lo que desplaza a Shoji a un segundo plano y éste buscará refugio en otra chica. Cuando las dos protagonistas descubren la infidelidad. su relación se afianza aún más pero la llegada de Ren y los numerosos conciertos y eventos de Nana llevarán de nuevo a Hachi a sentir un vacío existencial y a refugiarse en los brazos del hombre al que admira y que accede a sus encantos en ese momento, Takumi. Hasta aquí mi visión de Komatsu. 

NANA OOSAKI 

Superviviente de una infancia difícil y de una familia desestructurada. Se ve obligada a madurar antes de tiempo y a buscarse la vida de forma independiente desde muy pequeña. Como no ha sentido el calor de un hogar y el apoyo de sus seres queridos no entiende la finalidad de relacionarse con otras personas. No sabe qué es querer a alguien  hasta que conoce a Ren y se le despiertan emociones tales como deseo y admiración. Ambos aman la música y forman un grupo junto a Yasu (amigo de Ren) y Nobu (la única persona que ha cogido cariño y se interesa por ella en el instituto).  No será hasta más adelante que empezarán una historia de amor llena de atracción y pasión que llenará ese vacío emocional que tienen ambos. El destino querrá que los caminos se desvíen con la aparición de Takumi y su grupo llamado Trapnest. Ren se marcha a Tokyo con él.  Takumi, un personaje de apariencia frío y ambicioso, se gana el odio de Nana, primero alejándola de Ren y segundo, apartándola de Hachi. 
Esta nueva situación de soledad lleva a Oosaki a marcarse el objetivo de ser mejor que Ren en el ámbito musical y se marcha un año más tarde a Tokyo para conseguir alcanzar la fama como cantante. Esa noche, en el tren, conocerá a Hachi y el destino volverá a reunirlas en el apartamento 707, convirtiendo las dos vidas de las chicas en una y creando un vínculo entre ambas inexplicable e imposible de definir con palabras.


RELACIÓN ENTRE AMBAS

Bajo mi punto de vista, cuando Oosaki vive con Hachi descubre lo que es sentir verdadero amor por alguien. Se aferra a ella de forma posesiva porque sólo con su presencia es capaz de experimentar felicidad. Esta relación entre las protagonistas se ha llegado a categorizar de sentimental o amorosa, pero, después de analizar bien cada una de sus personalidades mi conclusión va  más allá de lo sexual. Me decanto más por una explicación de necesidad y complementariedad emocional. Ambas encuentran refugio la una en la otra. Mientras que Oosaki demuestra su amor protegiendo a Hachi, ésta se deja querer y las dos tienen lo que necesitan.  Una le proporciona lo que le falta a la otra para sentirse bien. Por este motivo convierten su relación en una necesidad llegando en ocasiones a ser obsesiva. 

En siguientes post, seguiré analizando a otros personajes. 
Espero que os haya gustado. ^^