martes, 8 de diciembre de 2015

ANÁLISIS DE SCHOOL DAYS - PERSONAJES Y FINAL -

El pasado fin de semana por fin vi la serie School days. En el post anterior he realizado una breve reseña para situar un poco al público en la historia pero como me he quedado con ganas de más (igual que le ocurre a Makoto, el protagonista del anime) pues he decidido comentar en profundidad lo que me ha parecido este anime.

Empecé a verlo casi como una obligación porque hacía tiempo que me surgía en el canal de youtube y ya no podía retrasarlo más. En el primer capítulo me pareció que la historia entre Makoto y Kotonoha era romántica y que Sekai era una chica encantadora. Nada mas lejos de la realidad (se me olvidó leer en las categorías la palabra Harem y Ecchi). Casi al minuto 20, después de darle un beso en la boca a Makoto, empecé a verle el lado oscuro a Sekai. A partir de ese instante y hasta ahora no se a cual de los dos, si Makoto o Sekai, entiendo menos. A uno por ser un salido incapaz de controlar sus impulsos y a la otra por ser una cortesana que disfraza el sexo de amor para sentir algo similar a la felicidad. Y los más avispados dirán, y que pasa con Kotonoha que es la que mata a Sekai? pues a esta chica soy incapaz de odiarla porque considero que es una victima. Y, aunque sea una asesina, comprendí porqué lo hizo (será que como tengo un lado Yandere soy capaz de entender algunas conductas psicóticas).

SEKAI


Al margen de lo que opine en el plano personal, he intentado analizar objetivamente la conducta de Sekai pero en el anime no me ofrecen demasiados datos sobre su pasado para entenderla tal y como es en el presente (táctica que utilizo normalmente en mi día a día). Pensando y pensando he llegado a la conclusión siguiente. Hay un capítulo en el que la amiga del pelo verde y el lazo rojo en la cabeza (no recuerdo como se llama) le cuenta a Sekai que a principios del curso sintió algo especial por Makoto y ésta le propone ayudarla con él. Es desde ese momento que cobra significado para ella el chico, con lo cual me hace pensar que desea aquello que quieren las demás y esto me lleva a la definición de la envidia. Según Diógenes la describe, es el sentimiento que provoca ver a otros gozar de aquello que deseamos. Creo que se lo podemos aplicar a Sekai. La chica, cuando ve lo que siente su amiga o lo que posteriormente siente Kotonoha quiere experimentarlo y para ello intenta poseer el objeto (en este caso sujeto) que provoca tales emociones, osea a Makoto. Sekai sabe que él está enamorado de Kotonoha pero no quiere darse cuenta. Prefiere vivir una mentira, creer que el chico siente amor por ella y así tranquilizar su conciencia.

MAKOTO


Este chico, en un principio inexperto y "de buena reputación", empieza a descubrir el deseo sexual con Kotonoha pero como ésta quiere ir poco a poco en la relación, Sekai se ofrece a cubrir esas necesidades a través de un "entrenamiento". Le excita hacerlo suyo sin importarle los sentimientos de su novia porque a pesar de no haber cortado con ella sigue acostándose con él. Casi al final, rompe con Kotonoha obligado por la amiga del pelo verde y lazo rojo pero sigue engañando a Sekai con otras.
En todo momento Makoto a raíz de probar las mieles del sexo es un títere sin voluntad que cae ante las insinuaciones de cualquiera de las chicas de su entorno. Casi podría asegurar que presenta una desviación psicológica porque hay un momento, al final del anime, en el que es capaz de reconocer su falta de control sobre la situación. Muchos chicos pensarán que el comportamiento de Makoto es normal pero a mi me recuerda a uno de los neófitos de la saga Crepúsculo.
Rompe con Kotonoha obligado por la amiga del pelo verde y lazo rojo pero sigue engañando a Sekai con varias chicas.

KOTONOHA


Esta chica es callada y reservada en sus emociones y opiniones. Tímida y acomplejada por sus grandes pechos, no confía en los chicos, me imagino debido a malas experiencias. De buenas a primeras aparece Makoto que le agrada y después Sekai que se gana su confianza. Se convierten en amigas y sin saberlo comparten al chico. Tardará algún tiempo en darse cuenta de que la están engañando y cuando ocurre, su corazón se rompe y algo en su mente se despierta. Hace como si nada hubiera ocurrido y sigue fantaseando con la relación de Makoto. Niega primero su distanzamiento y luego su ruptura. Todo esto le acaba sumiendo en una profunda tristeza y abandono físico de la realidad. Hay un momento en el que la ruptura con el exterior es tal que no sabe lo que hace y se deja llevar en un encuentro sexual con un amigo de Makoto tras confesarle su amor.
La obsesión por Makoto no cesa y hasta el capítulo final luchará para que este se de cuenta de que en realidad ella es el verdadero amor de su vida. Cuando lo consigue y se hacen realidad sus sueños, la adversidad de los acontecimientos acabará truncando sus expectativas.

DESENLACE



Como se va viendo a lo largo de los capítulos, el triángulo amoroso Katanoha - Makoto - Sekai se va estrechando mas y mas. Un buen día Sekai le dice a Makoto que está embarazada y le pide que se haga responsable del niño. Esta noticia provoca el rechazo de todas las amantes del muchacho y se empieza a sentir solo. Es entonces cuando empieza a valorar el verdadero amor de Kotonoha. La encuentra en la calle y vuelven a retomar su relación desde donde lo dejaron. Makoto le escribe a Sekai pidiéndole que aborte y una tarde se presenta en casa del chico con el pretexto de hablar sobre el tema, lo apuñala varias veces con el cuchillo de la cocina y se marcha. Kotonoha lo encuentra desangrado y planifica su venganza. Queda inmediatamente con Sekai en la azotea que tantas veces les ha visto comer y reír a los tres. Deja la bolsa de deporte en un banco y Kotonoha empieza a cuestionar el embarazo de la chica. Le pide que mire el contenido de la bolsa si quiere ver a Makoto que está en su interior todo descuartizado. Aprovecha la debilidad de Sekai para clavarle el cuchillo de cocina y abrirle el abdomen a Sekai para comprobar si es cierto que hay un bebé dentro. Se desangra mientras Kotonoha asegura que está vacía y que por lo tanto, miente.

La última escena acaba con la imagen de Kotonoha estirada en un yate mientras abraza la cabeza de Makoto.

No me diréis que no es alucinante... Como ya dije, merece la pena ver la serie sólo por sentir ese repelús del momento final. En mi caso, sabía que iba a ser algo trágico, pero superó mis expectativas. Considero que era necesario un desenlace desafortunado pero quizás demasiado heavy pagarlo con sus vidas. Y es que en caliente se toman siempre malas decisiones. Así que, moraleja, respirad antes, contad hasta 100 y luego actuad.