domingo, 31 de enero de 2016

Reseña: LOS DIOSES MIENTEN

El Viernes por la tarde fui a mi tienda de mangas habitual sin mucha esperanza de encontrar este tomo único... cuando de repente, zas, justo delante de mi aparece... "Los Dioses mienten" de Kaori Ozaki.
El manga está dividido en 5 capítulos y mezcla el drama y el romance. Natsuru y Rio son compañeros de clase, hace unos meses que se conocen pero apenas han hablado. Un día, Natsuru recoge un gatito abandonado, lo lleva a casa pero su madre es alérgica y se lo tiene que llevar. En la calle se encuentra con Rio y su hermano pequeño y a cambio de recibir algo de dinero para los gastos éstos se lo quedan. A partir de aquí la relación entre ambos se hace más estrecha. Natsuru y Rio empiezan a pasar mucho tiempo juntos y los dos jóvenes acaban hablando sobre sus miedos, ilusiones, planes de futuro... Una noche, tras el festival, Natsuru descubre el gran secreto de Rio y la historia da un giro inesperado. Lo que ocurre en ese verano marcará para siempre sus vidas...  

"Estas vacaciones de verano son nuestro secreto..."

Uno de los mangas que más me han impactado y que siempre recordaré con mucha ternura. Tanto los diálogos como la ilustración y el desarrollo de los acontecimientos te atrapan y te permiten introducirte en ese cálido pero frío verano. Este libro te da una bofetada de realidad, eso es, no podría expresarlo de otra manera. Te enseña que la vida no trata por igual a todos los seres. El abandono, la muerte, la capacidad de superación, la resiliencia, el apego o la importancia de la familia son algunos de los temas que se exponen y os aseguro que te hace reflexionar sobre el valor de las pequeñas cosas que tenemos y no nos damos cuenta.  
He vivido junto a los protagonista momentos de rabia, dolor y tristeza. Confieso que al final se me escapó una lagrima... Por todo ésto y mucho más que no se puede describir con palabras, lo recomiendo. Creo que es un libro que debe ocupar un lugar especial en la biblioteca y en nuestro corazón.  

"Un gato que ha perdido una pata... 
... corre con las tres que le quedan.
No es algo que resulte triste en absoluto"