sábado, 9 de enero de 2016

STORY CUBES: Nana

¡Hola a todos! Noche de insomnio pero como es Viernes me da igual irme a dormir tarde. Hoy he ido a buscar mangas para mi colección y he aquí el resultado de mi compra:


¿No esta mal eh? poco a poco iré subiendo las reseñas. El que más me llama la atención es de "El club del suicidio, Ya os contaré. Después he comprado algo que me ha resultado muy curioso. Son unos dados con los que a través de los dibujos de sus caras puedes inventarte historias. Yo como buena otaku, he pensado trasladar esta idea al mundo anime y manga. Iré subiendo relatos en los que los protagonistas sean conocidos personajes de animes. Para empezar, como no, uno de Nana. Espero que os guste.


Acababan de sonar las 12 campanadas que anunciaban la medianoche. Nana, se despertó sobresaltada y vio una silueta que yacía inmóvil observándola. Era Ren. Cerró los ojos y cuando los volvió a abrir ya no estaba. Desde el accidente, esta escena ocurría cada noche, siempre a la misma hora y de la misma forma. Nana lo sabía y aguardaba ese momento con ansiedad para poder volver a verlo, igual que el lobo espera la luna llena para sentirse completo.
Eran muchos los recuerdos que le venían a su mente. El primer encuentro, las primeras palabras, su primera vez... y ahora, nada más que añadir. Cada mañana cuando se miraba al espejo, deseaba viajar en el tiempo y volver a aquel apartamento y al momento en el que conoció a la persona que cambió su vida por completo.

- Nunca lo olvidaré. 5 de Marzo del 2000, cumplía 20 años y fue el día en el que te conocí, Hachi.
Recuerdo la noche del tren, nuestro reencuentro, las tardes de ensayos, nuestro beso en el bosque, los castillos de fuegos artificiales y sobretodo y no sé porqué de una forma tan especial, aquellos vasos de fresa... Renunciar a ti, a Ren y a todo aquello que un día tuve fue duro. Pero, igual que una gata callejera, elegí una vida llena de orgullo y libertad marcada por unas heridas que ninguna curandera podría sanar.

Cuenta la leyenda, que en las frías noches de invierno, cuando empiezan las primeras nevadas, se ve volar en la oscuridad a una extraña mariposa con forma de loto que todos llaman la flor de Ren.

FIN